lunes, 7 de agosto de 2017

Descubren que el oro podría ayudar a curar el cáncer


El uso de nanopartículas de oro podría incrementar la eficacia de los medicamentos en los tratamientos oncológicos, según un grupo internacional de científicos.



Unas diminutas partículas de oro podrían ayudar a luchar contra el cáncer, según sugiere un nuevo estudio científico, informa 'The Independent'.
Un grupo de investigadores de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido) ha completado un análisis que muestra que el metal precioso incrementa la eficacia de los medicamentos utilizados para tratar las células de cáncer de pulmón.
El oro es un elemento químico inocuo que es capaz de acelerar reacciones químicas. Los investigadores han descubierto unas propiedades de este metal que permiten utilizar estas capacidades catalizadoras sin causar efectos secundarios en seres vivos.
Las nanopartículas fueron encajadas en un dispositivo químico implantado en el cerebro de un pez cebra, que se mostró eficaz a la hora de acelerar reacciones químicas en el organismo.
El estudio fue realizado en colaboración con investigadores del Instituto Universitario de Investigación en Nanociencia de Aragón (España) y financiado por el Centro británico de Investigación del Cáncer (CRUK) y el Consejo británico de Ingeniería e Investigación en Ciencias Físicas.
"Esperamos que un dispositivo similar podría ser usado en humanos algún día para activar la quimioterapia directamente en los tumores y reducir los efectos nocivos para los órganos sanos", comentó el doctor Asier Unciti-Broceta, del CRUK.

1 comentario:

  1. No cabe duda de que es un descubrimiento extraordinario; hace ya muchos años en Chile se usaban inyecciones de sales de oro para el combate de la artritis. Es de esperar que las pruebas en humanos no se tarden los 10 o 15 años que suelen tardar algunos protocolos; los enfermos de cáncer y los nuevos casos que surgen cada año no tienen ese tiempo y, si quienes tienen cáncer no pueden esperar ninguna otra cosa que la muerte muchas veces cruel y dolorosa, no cabe duda que habrá cientos de voluntarios para una terapia experimental ante la que no tienen nada que perder y mucho que ganar. La segunda reflexión es que, a pesar de estar consciente de las enormes inversiones requeridas para esas investigaciones, es de esperar que los grandes laboratorios farmacéuticos no pretendan recuperarlas de inmediato para continuar enriqueciéndose de manera grotesca a costa del dolor, sufrimiento y empobrecimiento de millones de familias modestas en todo el mundo. Es tiempo de que se ponga atajo a esa inmoralidad. La recuperación de la inversión y la obtención de utilidades siempre está asegurada, basta que se haga en un tiempo prudente, que sean un aporte y no depredadores de los que sufren. Saludos. Gracias por una noticia esperanzadora.

    ResponderEliminar